sábado, 11 de marzo de 2017

Especialización mediante maestrías, la mejor opción


La oferta y la demanda de maestrías en administración ha tenido mucho auge en los últimos años, debido a que son el complemento ideal para aquellas personas que tienen una formación menos administrativa y que ayudaría a tener la visión de administración y manejo de negocios.

Por ejemplo, un ingeniero o un comunicólogo tiene una formación meramente en su área y es poco o nulo el enfoque que se le llega a dar sobre el área administrativa, lo que reduce su visión de creación de productos y servicios destinados a comercializar y ganar más dinero.

Las maestrías en administración de negocios o también llamadas MBA son famosas en el mundo entero, no solo en nuestro país, debido a que el fenómeno de la globalización y el avance tecnológico nos encamina a producir bienes y servicios para una sociedad demandante a nivel internacional.

Podemos identificar fácilmente dos tipos de maestrías, las maestrías de investigación y las maestrías de especialización.

Las de investigación son estudios que pretenden mejorar las capacidades de investigación, análisis y descubrimiento/innovación en los alumnos que deciden estudiar este tipo de cursos. Esta educación se da en centros enfocados a la investigación o en departamentos de universidades o empresas que buscan describir productos, métodos, técnicas y servicios que ayuden a mejorar la realización de algún trabajo o actividad.

Mientras tanto las maestrías de especialización simplemente ayudan a captar mayores conocimientos sobre un tema o rama especifica. Por ejemplo, si estudiaste algo sobre Biología, quizás ahora te interese estudiar sobre la aplicación de algo en concreto en tu campo de estudio o describir o mejorar algo en tu espacio de conocimientos.

O si estudiaste Computación, quizás ahora te interese una maestría en desarrollo de software, una maestría en redes o una maestría en el área de negocios. Mientras si estudiaste alguna carrera administrativa, quizás quieras estudiar una maestría en contabilidad dentro de empresas o contabilidad enfocada a problemas comunes de los contribuyentes. O si estudiaste Letras, ahora quizás te interese estudiar una maestría en filosofía o algo así por el estilo.