viernes, 2 de diciembre de 2016

Tecnología de punta para el clásico español


Recibe el nombre del Clásico 2016 en vivo, pero todos los partidos del siglo que cada año juegan el Barça y el Real Madrid son escenario de los más revolucionarios inventos de la tecnología audiovisual. Y este sábado, 3 de diciembre, el Camp Nou volverá a ser el plató de una tele de pura ciencia ficción: se emitirá en ultra alta definición (4K), que hace palidecer la alta definición; ofrecerá repeticiones con imágenes en 360º, en plan 'Matrix', y mostrará espectaculares planos cenitales gracias a una sofisticada cámara aérea colgada, que sobrevolará el césped.

Y, además, el interés que despierta este auténtico show televisivo es proporcional a la avalancha de nuevos ingenios técnico que presenta. Así, la señal del partido, producido por la empresa catalana Mediapro, llegará a más de 185 países, lo que permitirá una audiencia potencial estratosférica: ¡650 millones de telespectadores! Una de las razones de este impresionante seguimiento está en el horario: a retransmitirse a las 16.15 horas, permite que se pueda ver desde Asia hasta América en unas franjas que auguran buenas cuotas de audiencia. Sin duda, esta edición del clásico se convertirá en el partido más visto de la historia de la Liga.

Curiosamente, no se verá en Gran Bretaña en directo: la normativa de la Premier impide emitir un partido de primera en un horario reservado y protegido para las ligas menores.